Cartel Vino de las piedras

He de reconocer que la primera vez que escuché, o leí, o supe del “Vino de las Piedras” me sorprendió y llenó de curiosidad saber algo más de él, ya que sospechaba que iba a tener una historia especial.

Desde 2011, la D.O.P. Cariñena ha lanzado esta promoción para llevar sus vinos por todo el mundo y sobre todo, poner en valor la función de las piedras.  Los “cascajos”, como se conocen en Cariñena, son clave en el proceso de crecimiento y formación de la uva, ya que implica que estos viñedos sobrevivan en unas condiciones más difíciles dando como frutos unas variedades autóctonas más pequeñas pero más intensas y aromáticas que la mayoría.

La historia del Vino de las Piedras

Del vino de Cariñena hay noticias desde siglos antes de Jesucristo, cuando en estas tierras llamadas Carae habitaban los romanos. A lo largo ya de la historia se tiene constancia de su existencia desde el siglo XV como una de las bebidas favoritas de los reyes de Aragón, y durante los siglos posteriores hay claros reconocimientos a la garnacha de Cariñena por parte de ilustres y pensadores europeos.

Hace siglos que la garnacha de Cariñena es reconocida

El presente de la D.O.P. Cariñena

La D.O.P. Cariñena consta de 35 bodegas inscritas procedentes de 12 municipios de la Comarca, siendo la más populosa la que da nombre a la Denominación. Para la elaboración de los vinos, la D.O.P. Cariñena cuenta con hasta 14 tipos de uva diferentes. Los tipos de vino son tintos, rosados y blancos, con diferentes subcategorías según el tratamiento que se les dé en su producción, tal como indican en su web:

Vinos blancos y tintos de maceración carbónica: Las uvas fermentan primeramente enteras y posteriormente son despalilladas, estrujadas y maceradas para que sigan fermentando mientras se controla la temperatura.

Vinos semisecos, semidulces y dulces: Se realiza de dos formas, bien se comienza de la misma manera que los anteriores pero se interrumpe la fermentación para que el azúcar se mantenga, bien se añaden mostos a los vinos secos.

Vinos de licor.

Vino naturalmente dulce.

Vinos de aguja.

Vinos espumosos.

La campaña del Vino de las Piedras lleva años trabajando en diversas promociones para acercar sus caldos a los lugares más recónditos y sus botellas viajan miles de kilómetros cada año. Además entre agosto y septiembre se celebra la Fiesta de la vendimia, una festividad que ha ido creciendo exponencialmente los últimos años y que este año cumplirá 60 ediciones.

Desde Zaragoza es muy fácil visitar la comarca de Cariñena, y además del patrimonio turístico de la misma, que entre otras cosas encontramos la Casa de Goya o la fábrica de cerámicas de Muel, podéis reservar visitas y catas en las diferentes bodegas (os dejamos aquí los contactos) para pasar un día diferente.

Categorías: Desde Zaragoza

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *